miércoles, 6 de marzo de 2013

La verdad es menos dulce. Mujeres y chocolate

Un informe de Oxfam denuncia las condiciones de desigualdad, trato injusto y abandono que sufren las trabajadoras de la cadena de suministro de este fruto que abastecen a grandes empresas como Nestlé, Mondelez y Mars.
 
video

Arti gana apenas 5,25 dólares al día en una fábrica de exportación de cacao en Makassar, en la región de Silawesi (Indonesia) donde trabaja sin contrato mientras su supervisor le insulte, reprende y le llama animal. Agnes Gabriel, de 37 años, transporta agua en las plantaciones de cacao de Ayetoro-Ijesa (Nigeria), extrae los granos durante la cosecha, los carga y colabora en el secado por poco más de 3 dólares diarios, menos de la mitad que los hombres que trabajan en la misma finca. Bado, una cultivadora de 50 años de una pequeña localidad al este de Costa de Marfil, no puede acceder a los beneficios de la cooperativa que preside su cuñado "hasta que él lo decida".
Son sólo algunos ejemplos de la situación de las mujeres que trabajan en la cadena de suministro del cacao de los principales países productores de este fruto. Aunque no son empleadas directas, las grandes multinacionales del chocolate, con ganancias millonarias en un mercado que sigue en auge, se abastecen en su mayor parte gracias a ellas. Una investigación de Oxfam elaborada sobre el terreno en cuatro países (Costa de Marfil, Nigeria, Indonesia y Brasil) da cuenta de la desigualdad, el trato injusto y el abandono que padecen estas trabajadoras.

2 comentarios:

  1. Y sin olvidarnos, además, de la explotación infantil que suele imperar en el cultivo y producción del chocolate.
    Una de las industrias más injustas y explotadoras.
    Yo hace años que apenas como chocolate, y si lo hago, es de comercio justo.

    ResponderEliminar